Blogs

Sergio Amado
I FERIA DE ARTE ARTEANDO
Publicado en Julio 23, 2011 por Sergio Amado
Entre los días 21 al 26 de Julio de 2011, se celebra en la localidad de Irún la I FERIA DE ARTE ARTEANDO, en la que participo como artista de la galería Gaudí de Madrid con las obras: "OTOÑO GRIS", "DULCE ATARDECER" y "RENDICIÓN" de la colección "Otoño: la historia de June", "REFLEJOS" de la colección "Desnudos" y por último "EDÉN" Y "ALARMA" de la colección "El bosque de los condenados"
Pep Pascual
Como ser buen fotógrafo de desnudos
Publicado en Enero 18, 2011 por Pep Pascual
Nada mas lejos de mi intencion el dar una clase magistral, simplemente, quiero compartir con vosotros mi experiencia de varios años en este tipo de fotografía, y espero que os sea útil.

Pero no os voy a decir como teneis que colocar los flashes, ni que ISO, velocidad de obturacion y/o profundidad de campo utilizar. Eso lo sabeis tan bien como yo o mejor.

Os quiero hablar de como debe comportarse un buen fotografo y mas concretamente, el de desnudos.

Para mi, la fotografía de desnudo, une la dificultad del retrato con la de la fotografía de producto. Porque al fin y al cabo, cuando realizamos una sesion de desnudo, queremos "vender" la perfeccción del cuerpo humano sin tapujos, sin velos, al natural.
Luego, por supuesto, existe los matices del tipo de fotografía que queremos hacer y a la que el cliente está dispuesto/a a llegar. Me refiero a esa delgada linea que separa la fotografia artistica (ya sea bien de desnudo artistico, bien de desnudo erótico), con la fotografía chabacanera.

Estamos hablando de una de las tecnicas mas dificiles dentro de la categoria de retrato. Y no solo dificil por la parte técnica, que lo es. Dificil por que en estas sesiones, la complicidad fotógrafo/modelo debe elevarse a la máxima expresión. Y cuando hablo de complicidad no me refiero solo a tratarse como colegillas, si no a que exista una comunicación bidireccional total y absoluta. Una cámara de fotos, vista desde el lado del/la modelo, puede dar hasta miedo... Nunca invadamos el espacio del/la modelo con la escusa de sacar un buen primer plano. Mantegamos esa distancia que hace que nos vean como un profesional o como un chapuzas (o peor aun, como un salido). De ello depende que nuestro prestigio aumente o se vaya a paseo para siempre. Un/a modelo que se ha sentido a gusto en la sesión, que ha visto que el fotografo en todo momento ha sido profesional, no solo repetirá en la proxima ocasion que necesite un book. Además le hará la mejor publicidad.

Fijar una cita previa en una cafeteria para tomar un café y comentar tranquilamente los matices de la sesión, es la mejor opción para que no exista esa frialdad en el momento de hacer las fotos. Esto es lo que se suele llamar "romper el hielo". Y nos ayudará a establecer esa complicidad. Desde ese momento, ya no somos dos desconocidos.

Un buen fotografo de desnudo, a la hora de realizar la sesión, debe tener claro lo que quiere hacer su cliente/a, asi como lo que quiere hacer él. Y tenerlo todo preparado en el momento de la sesión. La improvisación mientras el/la modelo está desnudo/a, no es buena compañera. Máxime si en esa sesión tambien hay un/a profesional del maquillaje, peluqueria,. atrezzo, etc. Poneros en su lugar. Puede sentirse cohibido/a. En estos casos, mas que nunca, hay que crear los tempos de la sesión, hacer pausas, no tengamos nunca prisa. Una buena sesión de desnudo puede durar entre 3 y 4 horas. Tenemos que hablar y hacer que el/la modelo hable, que en el ambiente se note que hay feeling.
Esa sesión, darlo por seguro, saldra genial.


Saludos
A P Contremo
Tetas
Publicado en Novembre 20, 2010 por A P Contremo
Las tetas son una de las partes favoritas de la anatomía humana de todo el mundo. Seamos hombres heteros, hombres bi, hombres homo, mujeres bi, mujeres hetero o mujeres homo... siempre nos fijamos en ellas.

En mis diferentes galerías tengo muchas fotos de paisajes, edificios señeros, retratos, etc... pero las fotos más vistas son las de desnudo o topless. Incluso por las chicas, digan lo que digan: algunas tienen más comentarios femeninos que visitas alguna de mis fotos preferidas de otras temáticas.

Pero el caso es que cada uno las entiende a su manera. Para algunos resultan tremendamente ofensivas y ahí está mi cuenta de flickr censurada por eso mismo para demostrarlo. Nunca entenderé por qué.

Recuerdo una vez que en ipernity una chica me escribió para pedirme que la diera de baja como contacto mío porque mi galería no era "apropiada para los niños". Tócate los huevos. Le expliqué, no sin una buena dosis de sorna, que yo no podía administrar sus contactos y le enseñé a hacerlo. También le dije que lo que si que no podía enseñarle era a distinguir entre una foto erótica y una que no lo es.

¿Pero qué tienen de malo? ¿Por qué esta gente interpreta que el simple hecho de que aparezcan unos pezones en una foto es denigrante, ofensivo u obsceno? Yo le encuentro más intencionalidad erótica a una foto donde se "oculten" deliberadamente que a una donde se muestren abiertamente.

Pero bueno, cretinos los hay en todas partes, como algun grupito que ha exigido que estatuas famosas como el David de Miguel Ángel o la Venus de Milo apareciesen en los libros escolares.

Yo seguiré, mientras me dejen, haciendo fotos donde el cuerpo humano aparezca tal y como es. Y, supongo, seguiré recibiendo críticas de quienes opinan que un niño con una pistola es mucho mejor que un simple e inocente pezón por ello.

Y no seré el único de esta página al que le pase.
A P Contremo
Fotografía de desnudo: la modelo
Publicado en Novembre 13, 2010 por A P Contremo
Para la modelo siempre es un poco más peliagudo el tema de posar desnuda. ¿Quién es este fulano que quiere que pose desnuda? ¿Cuáles son sus intenciones? ¿Debería hacerlo?

Como hay tanto cabrito por ahí suelto una modelo debe ser cautelosa. A la pregunta de si debería hacerlo... si le apetece, sí, desde luego. Ahora sólo se trata de ver quién va a hacer las fotos.

Por desgracia hay mucho pervertido suelto que lo único que quiere es veros desnudas. Tengo una amiga (y modelo) que tuvo una experiencia un poco desagradable: se pasó una tarde desnuda delante de un paisano y el resultado de las fotos fue muy lamentable. No había ninguna aprovechable en cerca de doscientos disparos. Hasta por estadística tendría que haber salido una buena. Al menos el voluntarioso fotógrafo no hizo nada más que fotos.

Así que, si yo fuera una modelo, lo primero que haría sería hablar mucho, mucho, mucho con el fotógrafo. Querría saber qué tipo de fotos pretende hacer, dónde, cuándo, de qué forma y le establecería unos límites muy claros de lo que se puede y de lo que no se puede hacer. Y cualquier duda que se os ocurra, por supuesto.

Un fotógrafo mínimamente serio, incluso uno aficionado, tendrá una idea de todo esto. Uno que sólo esté interesado en ver tetas posiblemente no.

Y luego estaría atento a las señales: si me piden cam, mal rollo. Si me prometen muchas cosas, mal rollo. Si quieren alguna foto de desnudo, mal rollo. Si tuercen el gesto cuando hablo de llevar a un acompañante, directamente lo mandaría a paseo. Si afirma ser un profesional famoso y os escribe desde Gmail o Hotmail, mal rollo.

Y le investigaría. Vería trabajos anteriores. Le preguntaría por esos trabajos. Intentaría hablar con modelos anteriores y le preguntaría por esas modelos. Así tienes una idea de la persona a la que vas a confiar tu intimidad.

Y si os arrepentís y no queréis posar, pues de lo decís con tiempo, de forma que pueda anular (o no) la sesión. Si es una persona con un poco de sentido común no os pondrá problemas y os ofrecerá algo alternativo (o no). Si se pone de malas, posiblemente tenías razón en cambiar de idea.

Naturalmente, tendréis que poner cosas de vuestra parte: tened en cuenta que cualquier gesto que hagáis puede ser malinterpretado, así que mantened la distancia y os evitaréis situaciones incómodas.

También tenéis que recordar que estáis en una sesión de fotos, así que seriedad, puntualidad y todas esas cosas. Estar desnuda no te da privilegios. Hay que estar a lo que se está.

Y por supuesto el consejo básico: desconfiad siempre de las promesas.

Por lo demás, tratad de pasarlo bien. En mi experiencia las sesiones de desnudo han sido las más amenas y las más interesantes ya que una vez pasado el primer momento de pudor, la gente se siente un poco liberada. Siempre que se supera un temor la gente está de mejor humor y las sesiones son mucho más divertidas.
A P Contremo
Fotografía de desnudo: el fotógrafo
Publicado en Novembre 12, 2010 por A P Contremo
Una de las razones por las que empecé a hacer fotos fue por la fotografía de desnudo. Un poco cansado de ver lo que mucha gente publicaba tenía mucha curiosidad por saber si podía hacer algo un poco diferente, con gusto y que huyese un poco de una visión sexual del asunto. No sé si lo consigo o no, pero parece que las chicas (¡gracias!) no tienen demasiado problema para posar para mi.

Así que aprovechando un poco la experiencia que he conseguido reunir, creo que puedo ofrecer unos cuantos consejos acerca de un tema que suele ser muy controvertido, aunque no tenga nada de malo.

Lo primero y sobre todo: educación, educación y educación. Y después paciencia. Aunque no tenga nada de malo es un tema sensible.

No hay que tener miedo de hablar del tema. Las cosas si se plantean con educación y sabiendo decir las cosas en el momento oportuno suelen ser bien recibidas.

Hay que respetar mucho la respuesta que te den, sea la que sea. Si es no, pues es no y no se insiste. Si la modelo cambia de idea ya te lo hará saber y si no, hay muchas fotos increíbles que puedes hacer con ella.

A la hora de seleccionar un escenario (al aire libre, obviamente) debes pensar en que este tipo de fotos requieren un poco de intimidad. Así que busca lugares por donde no pasa gente y que tengan interés fotográfico (uno de mis escenarios predilectos, por ejemplo, es un monasterio abandonado). Un buen escenario te hace la mitad de la foto.

Antes de la sesión y teniendo en cuenta lo delicado del asunto debes dar toda la información posible: dónde vas a hacer las fotos, qué tipo de fotos quieres hacer, averiguar cuáles son los límites en que te puedes mover (de forma que no haya malentendidos), debes recomendarle que venga acompañada y debes ver más o menos cuánto tiempo va a llevar el asunto.

No olvides preguntar si hay alguna foto que a ella le gustaría hacer. Eso te dará también pistas de cómo plantear las tuyas sabiendo en qué terreno se va a sentir más a gusto.

Durante la sesión tienes que procurar dos cosas: La primera es que la chica, que está en una posición más violenta que la tuya, se sienta cómoda. Trátala como si estuviera vestida y trata de que se lo pase muy bien. Recuerda: sé muy amable y muy simpático.

La segunda cosa que tienes que procurar es estar centrado: a veces se pueden malinterpretar actitudes y la gente no es de piedra. Así que si crees percibir señales de cualquier tipo deberías ignorarlas por motivos obvios. Tu lugar es detrás de la cámara.

Y para finalizar, una vez que entregues las fotos, recuerda pedir permiso foto por foto para publicarlas aunque lo tengas por escrito: como ya he dicho, es un tipo de fotos muy delicado y una chica no debería ver publicada una foto suya si no está segura al 200%

La próxima entrega, consejos para las modelos