Blogs

A P Contremo
Eligiendo un escenario
Publicado en Diciembre 26, 2010 por A P Contremo
Tengo la impresión de que la gente dedica mucho menos tiempo del debido a un asunto tan importante como elegir un escenario.

Una foto no es sólo la iluminación, la modelo, el vestuario o el atrezzo. Una foto es sobretodo una conjunción de muchos factores y, como en cocina, todos los ingredientes cuentan... que uno te falle y tu foto perderá muchos enteros.

Podemos dividir el tema de los fondos en dos grandes subgrupos: interior y exterior.

En interior puedes tener el típico fondo de estudio, bien un fondo monocromo (usualmente blanco o negro), bien un croma (para añadir digitalmente el fondo después... pero para esto más te vale ser bueno o te saldrá una cutrada monstruosa), o bien atrezzo que puede ser algo que introduzcas tú en tu estudio o bien algún local que disponga de ello (pub, casa particular, habitación de hotel, etc) y que te sirva de ambientación.

En exterior lo más socorrido son ruinas, playas y bosques, aunque también tenemos ambientes urbanos o campestres. Aquí tenemos que tener en cuenta que perdemos el control absoluto sobre la iluminación y deberemos pensar en flashes de relleno, por ejemplo, que nos permitan sacar el máximo partido de modelo y escenario.

Todo esto es un poco de teoría y un par de conceptos técnicos que salen del puro y simple sentido común.

Pero... ¿qué criterios debemos tener para elegir un escenario? Para mi, en primer lugar, está el criterio narrativo. Como ya dije en alguna ocasión, una foto puede contar una historia. Si ese es tu caso, tienes que elegir un fondo que vaya acorde con la historia que pretendes contar. No vas a disfrazar a un tío de romano y meterlo delante de la catedral de Santiago porque no tiene sentido.

El segundo criterio es la armonía. Muchos de mis desnudos se hicieron en bosques o playas porque la naturaleza siempre armoniza con el cuerpo humano. Tanto en colores, como en formas siempre puedes apañártelas para que quede bien. Por ejemplo, si tu tienes una modelo rubia puedes aprovechar el sol del atardecer y la arena que armonizan estupendamente con la piel morena y el color de su pelo.

Y el tercer gran criterio, a mi juicio, sería el contraste. No tienes por qué hacer que una foto quede bien (hasta cierto punto) narrativamente o armónicamente si consigues una imagen atractiva. La típica foto de "chica-en-vestido-largo-de-gala" metida en medio de un bosque o de unas ruinas es un buen ejemplo de ello.

Lo importante, al fin, es que tu foto y tu fondo trabajen bien juntos. Y esto es otra cosa a tener en cuenta: tu escenario debe sumar a la foto y no distraer a la gente que vaya a verla. El escenario tiene que ser neutro y no robar protagonismo a tu modelo (salvo que se haga deliberadamente).

Es el típico caso de una chica que está en la playa con una buena pose y detrás se ve a un señor con un bañador horrible tomando el sol. Tus ojos se van inevitablemente al señor y tu fondo acaba de arruinar una buena foto.

Por supuesto, os invito a completar el post con vuestros comentarios